The Forbidden City
   
 

The Forbidden City - Hierarchy translates into geometry

The Forbidden CityYong Le (r. 1402-1424), el tercer emperador de la dinastía Ming, volvió a trasladar la capital China de nuevo a Beijing para fortificar el norte del país contra la continua amenaza de los mongoles. Fue él quien arrasó los palacios de Kublai Khan, construidos más de cien años atrás para así reconstruirlos con sus nuevos diseños. La nueva Ciudad Prohibida y la ciudad imperial no se construyeron sobre el mismo solar y los trasladó ligeramente hacia el sureste. Desde entonces, con sólo pequeñas interrupciones sin importancia, la Ciudad Prohibida ha servido como asiento exclusivo del gobierno. A la gente de la calle no se le permitía circular por la Ciudad Prohibida durante las dinastías Ming y Qing. Incluso hoy la circulación por Zhongnanhai, que es el recinto del actual gobierno chino, no está permitida a los ciudadanos chinos ni a los visitantes extranjeros.

El mandato del emperador se basó sobre un código conocido como el mandato del cielo. Cualquier hombre que ocupaba el trono de China se sentía endeudado con los dioses y cualquier éxito que lograra ocurría porque esa era la voluntad de los dioses. De esta manera, la vida privilegiada y exclusiva que disfrutaba el emperador detrás de las murallas de la lujosa Ciudad Prohibida era mejor aceptada por todos.

Uno de los progresos políticos más importantes durante la dinastía Ming fue la mayor participación del emperador en la administración de China. En lugar de delegar su control a sus diversos ministros, los emperadores Ming desarrollaron una burocracia imperial compleja, compuesta principalmente por eunucos, para supervisar las funciones del gobierno. Consecuentemente, para acomodar esta administración extensa, la Cuidad Prohibida tuvo que ser ampliada a un tamaño hasta entonces desconocido.

La arquitectura y el diseño de la Ciudad Prohibida a lo largo de un eje de sur a norte reflejan su propósito doble como casa del gobierno imperial y hogar para el emperador. Al sur los edificios fueron construidos a gran escala para impresionar a los dignatarios visitantes. Pero si se pasea hacia el norte del palacio donde se ubican las viviendas del emperador verá estructuras más pequeñas, reflejando la mayor intimidad de la vida privada del emperador, la línea divisoria entre la zona privada y las zonas públicas pasa por la entrada de la pureza celestial. Hacia el sur están los tres pabellones de bienvenida, de la armonía suprema, de la armonía central y de la armonía preservada. Al norte está el palacio de la pureza celestial y el palacio de la emperatriz conectado con el palacio de emperador por el pasillo de la unión terrestre y celestial. Así, en épocas imperiales, un visitante a la Ciudad Prohibida solo podía avanzar a los pabellones más importantes si era merecedor de tal honor. Por ejemplo, a un embajador sólo se le permitía entrar hasta el pabellón de la armonía suprema, el edificio más alto de Beijing durante tiempos imperiales. En cambio, un rey extranjero hubiese sido invitado hasta el pabellón siguiente.


 

Imperial Tours, 511 W Orange Grove Ave., Sierra Madre, CA 91024 United States, Tel: +1 626 836 7270, EMAIL